diumenge, 10 de febrer de 2008

Te amo


No he tenido tiempo, ganas ni inspiración de escribir ninguna de las cartas pendientes...


Recupero la que le escribí a Manolo hace medio año, por su cumpleaños, pero que sigue estando plenamente vigente por mi parte, aunque a él cada vez le cuesta más aguantar y esperar.



Mi amor:

De repente no importa nada, mi cabeza hierve y sólo piensa en lanzar a gritos preguntas, sin respuestas aparentes, y al mismo tiempo se despiertan mis ansias de decir sin reparo lo que debería callar, lo que tú NO quieres oír. Palabras a gritos que luego me dejan muda, cansada, llorosa y arrepentida.


De repente me doy cuenta de que yo no soy yo.


De repente me doy cuenta de que un día es mucho tiempo y quiero detener las horas y más tarde deseo que transcurran de prisa para volver a verte, para que llegues pronto a casa y volver a sentirme segura y protegida a tu lado…


De repente me doy cuenta de que tú eras el compañero en quien mas confiaba y con quien podía pasar la vida entera conversando, o con quien podía estar en plácido silencio sin que me importara y lo he dejado por el camino.


Eras el amante perfecto que me encendía cada noche, y me convertía en fuego abrasador y cálida llama...y ahora dormimos uno al lado del otro sin rozarnos.


El hombre que se entregó por completo sin condiciones ni límites: Mi hombre perfecto: TU.


Y yo… aún pareciendo todavía más egoísta, aún teniendo en mi cabeza un hervidero que a veces se mantiene medianamente estable por el atracón de medicamentos que le meto todos los días… debo decirte, a gritos si es necesario, pero esta vez, gritos que me salen del corazón… ¡Que te quiero!


Que quiero recuperar todo lo perdido. Que te necesito, necesito que estés ahí.


Te necesito para poder seguir adelante y perseguir la felicidad, a tu lado. Esa felicidad que tanto buscamos.


En este momento de mi vida, que espero no tardemos ya en poder recordar como cosa del pasado, y en el futuro, siempre te necesitaré, porque tú eres parte de mi.


Te necesito. Y te pido, una vez más un poco, de paciencia: No me abandones ahora, por favor. Quiero poder darte todo lo que tengo. Quiero entregarte mi amor.

Te necesito a ti, quiero que podamos recorrer la vida juntos y encontrar por fin la felicidad.


Ya ves, es tu cumpleaños y en lugar de regalarte algo, voy y te lo pido… Perdóname, es el egoísmo del que ama.


Te amo
10-junio-2007

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada