dilluns, 8 de desembre de 2008

Todo previsto


No sé si estamos acostumbrados a vivir en el país de la improvisación. En el país de ay, no habíamos caido en eso. O en un país que como no es demasiado grande, ni demasiado enemigo de nadie (aparte de sí mismo), no tiene miedo a grandes guerras, pero esto de EEUU es la leche.

Según la ley, las carreteras interestatales en Estados Unidos requieren que una milla de cada cinco sea recta.


Estas secciones son útiles como pistas de aterrizaje en casos de emergencia y de guerra.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada