dimarts, 13 de gener de 2009

VIVA PALESTINA



Manifiesto de Gishur sobre el conflicto Israeli-Palestino.


La situacion en Oriente proximo esta actualmente en uno de sus peores momentos.


La espiral de violencia parece no tener fin y diariamente se suceden tanto las incursiones militares, toques de queda y opresion sobre la poblacion civil palestina como los horribles atentados suicida con bomba contra los civiles israelies. El dificil y complicado trabajo a favor de la paz realizado durante los ultimos años por organizaciones palestinas e israelies ha sufrido un duro reves. Actualmente los problemas son muy graves y la labor de estas organizaciones se ve dificultada diariamente. Ademas, los ultimos acontecimientos han abierto unas heridas que costara mucho sanar.

El conflicto sigue empeorando a medida que pasan los meses. Cada nueva acción militar y cada nuevo atentado terrorista alimenta el odio entre los dos pueblos alejando indefinidamente una solución pacífica y amenazando a la frágil estabilidad de la región. El ejército israelí intimida, acosa y ataca a los palestinos, destruye sus ciudades y edificios públicos. Al mismo tiempo, la población israelí sufre los ciegos ataques del terrorismo palestino.

Ante un conflicto de semejante magnitud, se hace necesario un mayor protagonismo y compromiso de la comunidad internacional. Sin un compromiso firme y decidido de la comunidad internacional y, en particular de Europa, Estados Unidos y los Países Árabes la paz dificilmente será posible.

A su vez, ante la ineficacia e imposibilidad de los organismos internacionales competentes para acabar con la violencia en la zona, la implicacion de organizaciones no gubernamentales y de activistas de todas partes del mundo en el apoyo a una resolucion pacífica del conflicto adquiere una gran importancia.

En estos momentos, la dificil tarea a favor de la paz que estan llevando a cabo las organizaciones israelianas y palestinas requiere el máximo soporte y apoyo.

Por todo ello, todos los adheridos a este manifiesto:
  • Condenamos la violencia de ambos lados en el conflicto actual entre Israel y Palestina.
    Apoyamos a los ciudadanos demócratas de Israel y de Palestina que están y trabajan a favor de la Paz.
  • Manifestamos tambien nuestro apoyo a todas aquellas personas y grupos que en cualquier parte del mundo manifiestan y promocionan proyectos de convivencia pacífica entre ambas culturas, rechazan la solución militar del conflicto y exigen el reconocimiento de los graves acontecimientos, la protección para las víctimas de los mismos, y la aplicación sin excepción del derecho internacional en Israel y los territorios ocupados.
  • Denunciamos las demoliciones de casas, detenciones masivas, bloqueos de carreteras, toques de queda e incursiones militares, los saqueos y desperfectos en oficinas, escuelas y ministerios palestinos, y todas aquellas acciones que realiza el ejercito de Israel en los territorios ocupados en nombre de la lucha contra el terrorismo y que en realidad afectan a toda la poblacion civil Palestina.
  • Creemos que ahora es el momento para apoyar actos concretos de solidaridad con una poblacion actualmente sujeta a la violencia de la ocupación, humillación y la negación de sus derechos humanos fundamentales.
  • Creemos que es necesario dar soporte a la sociedad civil Palestina en la reconstruccion de una red civica y garantizar toda la ayuda necesaria para la reconstruccion de la infraestructura social destruida durante los ultimos meses.
Instamos al gobierno español a que, haciendo valer su papel como país de turno en la presidencia europea, promueva e impulse acciones activas y efectivas de la Union Europea para contribuir al final de la violencia en los territorios ocupados e Israel. Creemos necesarias, entre otras, la promoción de conversaciones para la regulación pacífica del conflicto y el envío de observadores internacionales a la zona de conflicto.

Instamos también al gobierno de los EE.UU. a que se comprometa claramente en favor del respeto de los derechos humanos de la población palestina y de una regulación pacífica del conflicto a través del sistema de Naciones Unidas y que no dé apoyo explícito o implícito a la política militarista y violenta del actual gobierno israelí.

Exigimos que todas las partes implicadas, especialmente Israel, cumplan con sus obligaciones, concretamente:
  • El completo e incondicional acatamiento de las resoluciones de Naciones Unidas que se refieren al conflicto Arabe-Israeli, teniendo como resultado una retirada completa de Israel de los territorios ocupados.
  • El establecimiento de un estado Palestino soberano.
    El derecho de retorno de los refugiados Palestinos, tal como esta acordado por las leyes y resoluciones internacionales.
  • Una investigacion internacional para verificar y enjuiciar todos los crimenes de guerra y las violaciones de los derechos humanos.
Y por ultimo, hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos para que hagan público su compromiso solidario y participen activamente en la movilización social por una paz justa y duradera en Palestina e Israel.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada